Descubre un paraíso natural

PUENTE DE A ILLA DE AROUSA

Desde su inauguración el 14 de septiembre de 1985, el puente de A Illa de Arousa es un símbolo de progreso. Una insignia del avance económico y social, la igualdad de posibilidades y bienestar social para un pueblo aislado geográfica y administrativamente durante muchos años.

Cómo llegar a Illa de Arousa

Situada en mitad de A Ría de Arousa, este municipio insular dista aún no a 2 km de Vilanova de Arousa, pueblo vecino. Y, sin duda, el puente juega un papel fundamental para visitar A Illa de Arousa. Porque la mejor forma que tienes para llegar al municipio arousano es a través del propio puente, una construcción que supuesto un nuevo futuro para la isla y sus habitantes.

LA VIDA ANTES DEL PUENTE EN A ILLA DE AROUSA

Para las generaciones más jóvenes, el puente de A Illa de Arousa es un elemento más de su vida cotidiana. Algo común. Pero hasta no hace muchos años este aún no existía, provocando grandes diferencias al respecto de los pueblos vecinos peninsulares en derechos tan básicos como la educación o la sanidad. Los isleños vivían en concordia, una comunidad que funcionaba por su buena vecindad. Pero el estar aislados por tierra no les permitía tener cubiertas unas necesidades esenciales al igual que los demás.

Bienestar social, un derecho pendiente para los isleños

Sin el puente que une la isla con la península, se daban una serie de desigualdades que afectaban al bienestar social del pueblo arousano. Eran muchos los que perdían la oportunidad de estudiar cursos superiores. Estos se instruían fuera de la isla y, el hecho de tener que trasladarse, suponía un coste mayor. A diferencia de cualquier estudiante de la comarca, tenían el gasto del traslado en barco desde A Illa de Arousa y el pasar todo el día fuera de casa. Traslado que muchas veces, por el temporal, era dificultoso de llevar a cabo. Y qué decir de la desigualdad del coste de vida. Comprar alimentos en la isla era más caro, pues tenían el sobre coste por los traslados.

Jesús Sancho Rof, ministro de Obras Públicas que sacó adelante el proyecto del puente en A Illa de Arousa, vivió en su propia piel lo que suponía el traslado en barco a la isla un día de temporal, tomando conciencia de la necesidad de su construcción.

El asunto se agrava si hablamos de la sanidad. Cuando un arousano tenía una emergencia que no podía ser atendida por el médico de familia, tenía que pasar antes por el engorroso traslado en embarcación. Problema que empeoraba en la noche, puesto que el trasporte tenía unos horarios restringidos. Eso daba como resultado que muchos tuviesen que hacer uso de sus propias embarcaciones para ayudarse y así trasladar al enfermo al hospital.

Pero, como de todo se saca el lado positivo, son muchos los arousanos que presumen de ser de A Illa de Arousa y de haber nacido en la isla, literalmente. Además, el hermanamiento entre los vecinos era incomparable. Se ayudaban los unos a los otros, viviendo en una comunidad que velaba por el bienestar de los demás residentes del pueblo.

``A LUZ, A PONTE E A SEGREGACIÓN``

Esta fotografía pertenece al libro ”A Illa de Arousa, Un percorrido no tempo”, de la Deputación de Pontevedra

Este fue el lema que resumía la necesidad de un pueblo. Y es que el puente en A Illa de Arousa fue uno de los objetivos en la lucha continua de los arousanos. Ansiaban contar con los mismos derechos que los vecinos peninsulares.

En el año 1952 se creó una comisión vecinal que, bajo el lema “a luz, a ponte e a segregación”, reivindicaban sus derechos y necesidades. La electricidad fue la primera, bien de primera necesidad del que carecían en condiciones. La segunda se cumplía con la inauguración del puente en A Illa de Arousa en el 1985. Y la tercera, la segregación, cuando en el año 1997, A Illa de Arousa pasó a ser un ayuntamiento de pleno derecho.

 Tras conseguir ser reconocido como ayuntamiento independiente de Vilanova de Arousa, A Illa de Arousa se convirtió en el único municipio insular de Galicia.

A Festa Pro Puente

Bajo el lema “a chave pra 6.000 presos”, el 29 de julio de 1979 se celebra una fiesta gastronómica en A Illa de Arousa. Fue conocida como “A Festa Pro Puente”.  Con ella, buscaban presionar a la administración al provocar el traslado de una multitud de personas para disfrutar de la fiesta. Una forma de visualizar que la comunicación con la isla era muy mala. Miles de vecinos de toda la comarca se trasladaron para degustar los manjares de la gastronomía arousana: pulpo, sardinas y mejillones, siendo esta celebración todo un éxito. Tras el festejo, Jesús Sancho Rof y José Antonio Gago Lorenzo (quien recibió el sobrenombre de “el diputado del puente”) reclamaron en el Parlamento la construcción del puente de A Illa de Arousa.

CONSTRUCCIÓN DEL PUENTE EN A ILLA DE AROUSA, UN OBJETIVO CUMPLIDO

Esta fotografía pertenece al libro ”A Illa de Arousa, Un percorrido no tempo”, de la Deputación de Pontevedra

La construcción del puente en A Illa de Arousa se inició el 2 de octubre de 1982. Fue mediante la concesión a la empresa Ferrovial Agroman. En esa fecha, se colocó la primera piedra de la mano del ministro de Fomento Luis Ortiz. Así, se empezaron las obras desde Vilanova de Arousa hasta O Bao. Se convirtió en toda una muestra de modernidad en la ingeniería de la época. Hay que decir que el puente tiene el honor de ser el primero que fue construido de manera continua, es decir, sin dilatación. Todo ello, teniendo en cuenta que la longitud del puente de A Illa de Arousa es de 1.980 metros. Sin duda, fue una de las mayores obras civiles en ese tiempo.

Una curiosidad que seguro nos hace pensar sobre la magnitud de la obra fue el material utilizado para su construcción. En total se emplearon:

 

  • 2.000 metros de pilotes para las bases.
  • 1.300 toneladas de acero para armar.
  • 21.000 metros cúbicos de hormigón.
  • 500.000 kilos de acero para pretensar.

Una gran cantidad necesaria para cumplir con el objetivo, que A Illa estuviera bien comunicada.

Inauguración del puente de A Illa de Arousa

Fue en el año 1985 cuando se inauguró el puente de A Illa de Arousa, convirtiéndose en el puente más largo de Galicia y uno de los más extensos de España en ese momento. Una obra de ingeniería moderna que supuso un cambio para sus vecinos.

Con la inauguración del puente el 14 de septiembre de 1985 se cumplió un objetivo. Una meta por la cual luchó el pueblo arousano durante décadas. Y al mismo tiempo, permitió abrirse al mundo y a que muchos la descubriesen. De esta manera, se ha transformado en uno de los municipios con mayor interés turístico de Arousa.

EL PUENTE: UN NUEVO CAMINO PARA A ILLA DE AROUSA

Esta fotografía pertenece al libro ”A Illa de Arousa, Un percorrido no tempo”, de la Deputación de Pontevedra

Con la inauguración del puente se abrieron multitud de oportunidades para los arousanos. La comunicación por carretera ya era un hecho, abriéndose así un mundo de posibilidades.

Principalmente, se produjo un abaratamiento de las mercancías, aumentando así la capacidad adquisitiva familiar. Además, los jóvenes veían más posible que nunca el poder cursas los estudios superiores. Y el acceso más rápido y sencillo a los hospitales permitía una mejora sanitaria en la vida de los isleños.

Si hacemos referencia al desarrollo económico de A Illa de Arousa, tenemos que nombrar a el puerto de O Xufre. Con una buena conexión por carretera, se convirtió en uno de los más importantes en la descarga del mejillón. Porque, en la actualidad, la isla se sostiene principalmente con el sector de la pesca. Aquí destacan las bateas de mejillón y el marisqueo de bajura y a pie. También hay que recalcar que, desde la inauguración del puente en A Illa de Arousa, este municipio ha crecido gracias al sector turístico. Es, de este modo, uno de los pueblos que visitar en Pontevedra más destacados. Sin dejar de mencionar el desarrollo comercial y patrimonial. Tanto el pueblo como sus habitantes lo han vivido, y de manera muy notable en las últimas décadas.

Decir también que, aunque el puente supusiese un progreso para A Illa de Arousa, no cayó en la masificación ni en la construcción descontrolada. Sus vecinos han sabido mantener la isla y respetarla. De este modo, puede conservar, aún a día de hoy, sus maravillosas playas, calas y paisajes naturales.

UN PROYECTO PREVIO AL PUENTE

Hay personas que desconocen el hecho de que, antes de realizarse el proyecto y construcción del puente de A Illa de Arousa, se tenía la intención de unir la isla a través de un iberpuerto.

 

El programa del iberpuerto fue un proyecto que se presentó en el año 1969 por parte de la empresa promotora Iberport. Fue un plan fallido, ya que, por su inviabilidad económica, no se llevó a cabo. La intención era construir un gran puerto de recepción, almacenamiento y redistribución. La unión vendría a través de un gran dique que uniría Vilanova de Arousa y A Illa de Arousa. Pero finalmente, y como la historia nos hace ver, el proyecto del iberpuerto no se concluye y cayó en el olvido.

El diseño del iberpuerto en Arousa

Como comentamos, la unión de la isla con la península se realizaría a través de un gran dique. La zona por la cual se instauraría sería similar al que tiene actualmente el puente. También se extendería por la parte oeste de la isla, juntando el islote de Areoso y el islote de Pedregoso. Del dique partirían varios pantalanes de gran capacidad para buques de tonelaje. Además, se diseñó la construcción de varios depósitos para productos petrolíferos en la ensenada de O Bao.

El fin de este proyecto era el de que llegasen a él grandes buques para la redistribución de abastecimiento a otros puntos de Europa y África en barcos menores.

Un proyecto que, de haberse realizado, supondría un cambio muy grande para A Illa de Arousa, conocida por sus recursos naturales, y para a ría de Arousa, valorada por sus fondos marinos y su pesca.