Carreirón

Turismo ornitológico en A Illa de Arousa

12 septiembre, 2022
Blog

Si has llegado hasta aquí es porque eres aficionado al turismo ornitológico, o porque has visto esa palabra y quieres saber qué es. Si este último es tu caso, permíteme ilustrarte: el turismo ornitológico también es conocido como turismo de observación de aves o aviturismo, consiste en desplazarse a un destino con el interés de observar a las aves en su hábitat natural.

turismo ornitologico
Aves en el Carreirón

Para los que ya sois aficionados, perdón por la introducción. Ahora que ya estamos todos ubicados, pasamos a lo que nos atañe. ¿Se puede hacer turismo ornitológico en A Illa de Arousa? La respuesta es sí. ¿Dónde? En el Carreirón.

Es una modalidad de turismo que puede que a simple vista parezca bastante desconocida, pero nada más lejos de la realidad. Tiene un gran número de fieles aficionados. Sin embargo, su impacto a simple vista no se aprecia. Eso es porque es una modalidad de turismo sostenible.

Los aficionados a la observación de aves, que cada vez son más numerosos, suelen desplazarse grandes distancias, a menudo en busca de zonas ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves), lugares protegidos en los que las aves se encuentran en su hábitat natural. Además, suelen ser refugio de especies protegidas o en peligro de extinción.

Y aquí en A Illa de Arousa tenemos un espacio idóneo para la observación de aves: el Parque Natural de O Carreirón. Situado en la parte sur de la isla, es un destino más que apropiado para los amantes de las aves y de la naturaleza.

Carreirón: un espacio privilegiado

El Parque Natural de O Carreirón es uno de los lugares más visitados de A Illa de Arousa. Y no es para menos. Este paradisíaco entorno es un lugar protegido. Una vez traspases su entrada, despídete de todo rastro de civilización. Aquí no te encontrarás chiringuitos. Ni siquiera baños públicos o papeleras.

turismo ornitológico
Las gabitas de Areoso

Es una zona ZEPA, además de pertenecer a Complexo Intermareal Umia-O Grove. Por tanto, su fauna y también su flora están protegidas. Presenta también otras figuras de protección. Por ejemplo, está incluido en el Listado de Humedales de Importancia Internacional (Humedal RAMSAR) y en la red Natura 2000.

Carreirón es un amplio espacio compuesto por árboles y playas de arena blanca y aguas cristalinas ideales para perderse. Aunque no te pierdes en sentido literal, puesto que hay rutas para recorrerlo. Y si ya quieres aunar senderismo y ornitología, puedes hacer la Ruta de Os Pilros, denominada así por el pilro o correlimo, una de las aves que más se deja ver por aquí. Aunque también se pueden ver otras especies de aves acuáticas en épocas migratorias.

Tienes dos opciones a la hora de hacer la ruta. La pequeña, de 2 km, y la grande de unos 3,5. Son muchos los ecosistemas que te puedes encontrar a lo largo del recorrido: roquedos, calas, dunas o marismas. Todo ello acompañado de una fauna y una flora propias. La ruta nos permite además disfrutar de las magníficas playas que componen el Carreirón (incluida la única playa nudista del municipio). De diverso tamaño y de mayor o menor masificación, merece la pena caminar un poco más para disfrutar de algún pequeño arenal escondido en el que puedes estar a tus anchas.

Pero Carreirón no es el único lugar en el que puedes observar aves singulares. Si te desplazas al cercano islote de Areoso, que también es un espacio protegido, tendrás la posibilidad de ver a la gabita, una especie protegida que anida en este islote. El único modo de llegar hasta aquí es con un medio de transporte marítimo. Y ya que hablamos de turismo sostenible, nada más ecológico que un kayak.

Turismo ornitológico, turismo sostenible

Como ya adelantamos antes, la observación de aves es una forma de turismo sostenible. La ecología y el aviturismo son dos cosas que van de la mano. La preservación de la naturaleza es algo primordial para ellos (que debería serlo para todos), ya que es el medio en el que se mueven.

A día de hoy la gente cada vez está más concienciada con el cuidado del medio ambiente. Y el turismo sostenible y respetuoso está en auge. Esas grandes masificaciones que estábamos acostumbrados a ver verano tras verano ya no se llevan.

Ahora se buscan más los entornos naturales, y el contacto con la naturaleza. Y, por tanto, es nuestro deber preservar esa naturaleza, para que no se pierda y para que las futuras generaciones puedan seguir disfrutando y preservando el magnífico lugar en el que tenemos la suerte de vivir.

Por ello los aficionados al turismo ornitológico son un buen ejemplo a seguir, ya que realizan su actividad en el medio ambiente mientras disfrutan de él y ayudan a preservarlo. Y tú, ¿te animas a observar aves?

Islote de Areoso
El paradisíaco islote de Areoso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.