Camino de Santiago, un Año Xacobeo diferente

8 febrero, 2021
Blog

Este 2021 es Año Xacobeo, pero como todos sabemos, debido a la situación actual, es un Xacobeo muy diferente a los que conocimos en años anteriores. Quizá podemos ver esta situación como la oportunidad de realizar nosotros mismos el Camino de Santiago, redescubriendo uno de los atractivos más conocidos de nuestra tierra.

Y aunque las restricciones actuales no nos permitan salir de nuestro municipio, seguro que a lo largo de este año tendremos la oportunidad de caminar por el sendero que nos lleve a la ciudad más internacional de Galicia, Santiago de Compostela. Mientras estas medidas aún están vigentes, en nuestra comarca podemos recorrer diferentes tramos de la Variante Espiritual del Camino Portugués, destacando A Ruta da Pedra e da Auga (ayuntamientos de Meis y Ribadumia) como principal atractivo.

CAMINO DE SANTIAGO

A lo largo de su historia, el Camino de Santiago ha ido evolucionando con el paso de los siglos. Todo se remonta al descubrimiento de la tumba de Santiago el Mayor (entre la década de 820-830) por parte del eremita Paio en un bosque llamado Libredón. Fue la prueba que le sirvió al rey Alfonso II, del Reino de Asturias (por aquel entonces reinaba el noroeste peninsular) que faltaba para confirmar lo que ya en su día documentaran los monjes Beda el Venerable y Beato de Liébana, que el Apóstol fuera enterrado en nuestra tierra. Así, dio inicio a lo que hoy conocemos como la Catedral de Santiago con una modesta iglesia.

A continuación, os mostramos un resumen de los aspectos más relevantes de la historia del Camino de Santiago a lo largo del tiempo hasta llegar a nuestros días.

Historia del Camino:
  • Siglos IX y X: esta época fue el inicio de la peregrinación, realizada por reyes, abades y monjes. Destacan los reyes Alfonso II y Alfonso III, y los primeros peregrinos europeos, como Bretenaldo o el obispo Gotescalco de Le Puy (ambos franceses).

  • Del siglo XI al XIII: fue la época de consolidación de Santiago como destino de peregrinación internacional.
  • Edad Media: en esta época se refuerza la idea de ayudar sanitaria y espiritualmente al peregrino. Los nobles, reyes y religiosos crearon hospitales para dar cobijo a los caminantes, tratados como enviados del cielo.
  • Siglos XIV y XV: un tiempo caracterizado por el hambre y una situación de crisis en la sociedad, principalmente por la Guerra de los Cien Años y la Peste Negra. La llegada de peregrinos en esta época da inicio a una ruta comercial por vía marítima con los países europeos.
  • La Edad Moderna (del siglo XVI al XVIII): una época de crisis para el Camino de Santiago donde influyeron negativamente los intelectuales humanistas. Además, las diversas guerras religiosas que se prolongan en Europa reducen el número de caminantes. Un dato destacable que se vivió en la Edad Moderna fue la ocultación del cuerpo del apóstol para protegerlo de un posible ataque (derivado de las guerras que se estaban viviendo). Cuerpo que no fue nuevamente hallado hasta el año 1879.
El resurgir del Camino:
  • Era Contemporánea (siglos XIX y XX): el Segundo Descubrimiento de las reliquias del Apóstol dio inicio a una recuperación del Camino, principalmente por españoles y portugueses. Las diversas guerras vividas en Europa durante el siglo XX dejan en un segundo plano la peregrinación hasta que empezó su recuperación en los años 50 y 60 con las primeras asociaciones jacobeas de París (1950) y Estella (1963), al igual que la celebración de los Años Santos de 1965 y 1971. Pero sin duda, el empujón definitivo para la recuperación del Camino de Santiago fue la peregrinación del papa Juan Pablo II en el año 1982, dando un discurso europeísta en el altar mayor de la Catedral de Santiago.
  • En la actualidad: realizar el Camino de Santiago se ha convertido en toda una experiencia renovadora. Ya no solo a nivel religioso y espiritual, sino que se presenta como una vivencia para conocerse a uno mismo y disfrutar de la riqueza paisajística y cultural de Galicia y de todos los pueblos que forman el camino más allá de nuestra tierra. Así, Santiago de Compostela se ha convertido en una ciudad de encuentro de culturas, donde llegan viajeros de todas partes del mundo.

CAMINO PORTUGUÉS

Dentro de los diferentes caminos con los que contamos para llegar a Santiago, el más familiar para nosotros es, sin duda, el Camino Portugués. Y es que en el país vecino la peregrinación a Santiago siempre a tenido fuerza, destacando la peregrinación de Doña Isabel de Portugal (en el siglo XIV), cuya devoción le llevó a ofrecer su corona ante el altar de Santiago. Una relevancia que les lleva a marcar la red viaria de Portugal según los lugares de paso del Camino Portugués para llegar a Galicia.

Dentro del Camino Portugués, por nuestra comarca destaca la Variante Espiritual. Un trayecto que une el Camino Portugués con la Ruta Traslatio, siendo esta última, una ruta que conmemora la llegada del Apóstol a Santiago por mar a través del mar de Arousa y el río Ulla.

Variante Espiritual

La Variante Espiritual se inicia en Pontevedra y finaliza en Pontecesures (puntos en los que se reúne nuevamente con el Camino Portugués). Las dos primeras etapas se realizan a pie desde Pontevedra hasta Vilanova de Arousa. La tercera etapa es la Ruta Traslatio, que lleva al peregrino por mar hasta Pontecesures, lugar desde el que continua a pie por el Camino Portugués hasta Santiago de Compostela. Y es en la segunda de esas dos primeras etapas, donde el viajero camina por nuestra comarca, destacando A Ruta da Pedra e da Auga como entorno natural de la Variante Espiritual.

VARIANTE ESPIRITUAL: RUTA DA PEDRA E DA AUGA

Entre los municipios de Meis y Ribadumia se extiende A Ruta da Pedra e da Auga. Un trayecto para disfrutar de la naturaleza hasta llegar al Monasterio de Armenteira, enclave de la segunda etapa de la Variante Espiritual. Un entorno que podemos disfrutar de forma cotidiana (siempre que las restricciones perimetrales nos lo permitan), y que nos muestra todo lo que el camino nos puede ofrecer.
La Ruta da Pedra e da Auga es un sendero de fácil realización y que se lleva a cabo en menos de 2 horas. Con unos de 6´5 km de distancia, a lo largo de su recorrido el río Armenteira acompaña a los senderistas que quieran disfrutar de una jornada en un paraje clave de la comarca de O Salnés.
Trayecto de la Ruta da Pedra e da Auga
Aldea Labrega

La ruta va marcada con un sendero que sigue el transcurso del río Armenteira. Su inicio tiene lugar en Os Castaños, Barrantes (Ribadumia) y se extiende hasta su llegada al Monasterio de Armenteira, en Meis. Santuario que, a su vez, es un lugar de peregrinación destacado en la comarca, sobresaliendo el lunes de Pascua como festividad.

A lo largo del sendero de A Ruta da Pedra e da Auga se diferencian tres tramos, que son:

1º tramo: Conocida como “Ruta de los Molinos de Barrantes”, es un trayecto de 1 km que va desde el inicio del sendero hasta la llegada a la rotonda de la PO-9405 en la salida AG-41.

2º tramo: Esta parte es conocida como “Ruta de los Molinos de Meis”, y tiene un trayecto de 1,2 km que va desde la rotonda hasta la “Aldea Labrega”, lugar donde se encuentra la representación de un pueblo tradicional gallego.

3º tramo: La última parte del recorrido es el más extenso, con 4,5 km. Este comprende la distancia que va desde la “Aldea Labrega” hasta el Monasterio de Armenteira, lugar en donde la ruta de senderismo pone fin.

Como veis, lo que a priori es una ruta de senderismo sin más, tiene una importancia cultural que nos distingue. Un sendero que tenemos al alcance y que podemos disfrutar en cualquier momento, evidentemente, teniendo en cuenta los cierres perimetrales. Por el momento, le dejamos el disfrute a nuestros vecinos de Ribadumia y Meis, pero estamos deseando poder movernos por nuestra comarca para disfrutar de sus encantos.

 

Fuentes de información: www.varianteespiritual.com // www.caminodesantiago.gal // https://www.rutatraslatio.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.