Visitas a la Isla de Cortegada

QUÉ VER EN CORTEGADA

Si estás interesado en qué ver en Cortegada, te darás cuenta de que la isla tiene mucho que ofrecer. Queremos facilitarte que conozcas este paraíso natural a través de nuestras actividades. Y ejemplo de ello son nuestras visitas guiadas a la isla de Cortegada. Porque es una auténtica experiencia a través de la cual se descubre la isla.

De los 4 archipiélagos que componen el Parque Nacional das Illas Atlánticas, Cortegada es el más resguardada. Por ello, si la comparas con las islas Cíes, Ons o Sálvora, el tipo de isla no tiene nada que ver con las demás. Cortegada tiene una vegetación frondosa, un auténtico bosque flotante. Además, la humedad de la zona, al ubicarse en el estuario del río Ulla, favorecen el crecimiento de la flora.

 De todas las islas e islotes que componen el archipiélago de Cortegada, la única isla en la que se pueden realizar visitas es en Cortegada. En las demás está restringida.

PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO DE CORTEGADA

Si quieres conocer qué ver en Cortegada, siguiendo el sendero que recorre la isla de Cortegada, encontrarás diversas construcciones que relatan su historia. Desde la capilla hasta el cuartelillo.

Capilla de la Virgen de los Milagros de Cortegada

Uno de los principales recursos para los que os preguntáis qué ver en Cortegada es la capilla. Aunque su construcción fue en la actual aldea abandonada de Cortegada a principios del siglo XIV, fue trasladada junto a la playa principal (donde hoy encontramos el embarcadero) por salubridad. Y es que la salud de los habitantes de Cortegada se veía afectada por la entrada de peregrinos devotos que pedían la cura de su enfermedad a la virgen. Incluso se llegó a festejar dos romerías anuales: el 25 de marzo y el 8 de septiembre. Una romería que se celebró por última vez en 1935 y que se vio muy afectada por la donación al Rey Alfonso XIII. Hoy en día, poco queda de lo que en antaño fue una capilla. Apenas se conserva la estructura exterior, reparada para que no acabara de derrumbarse por completo. Por ello, es fundamental tener en cuenta que el acceso a su interior está totalmente restringido.

Hospital lazareto

Aunque hoy en día poco queda de él, junto a la capilla de la Virgen de los Milagros se instaló el hospital lazareto de Cortegada para dar cobertura a los peregrinos enfermos que llegaban. Además, su condición de isla ayudaba a mantener a los enfermos “alejados” del pueblo, por lo que el hospital era un elemento importante. Lo poco que se conserva del hospitalillo lo datan en 1652 y cuenta que su funcionamiento estuvo hasta el siglo XVIII.

Cuartelillo

En la historia de Cortegada ya hablamos de que en la II República Española la isla de Cortegada paso a manos del Estado. También hablamos de la importancia de la situación de la isla, sobre todo para controlar la entrada y navegación por A Ría de Arousa. Por ello, en la cara oeste encontramos el cuartel de la guardia de asalto. Desde ella, las autoridades podían visualizar y controlar la zona marítima. Durante el recorrido puedes ver la construcción en ruinas cubierto por la vegetación.

Qué ver en Cortegada: cruceros

En Cortegada, además de encontrar la capilla, localizamos más elementos religiosos que nos indican la importancia del cristianismo en la zona. Y es que por las aguas de A Ría de Arousa se abrió paso el cuerpo del Apóstol Santiago para ser enterrado en la ciudad compostelana. Por ello, a lo largo del litoral de Arousa encontramos diversos cruceros que indican la variante del Camino de Santiago, conocido como Mar de Arousa. Entre ellos podemos ver el crucero junto a la capilla, el crucero de punta Corveiro, en el extremo más al norte de la isla de Cortegada, y el crucero de la isla Marveira Grande. Esta última se puede ver desde el agua, así que puedes navegar en kayak para aproximarte y visualizarlo entre la vegetación (recuerda que está prohibido visitar la isla). Además, si inicias tu visita haciendo un recorrido en kayak a Cortegada desde la playa de Bamio, puedes observar otro de los cruceros que indican en Camino Portugués por la variante de Mar de Arousa.

Aldea abandonada

Hoy en día podemos apreciar la aldea abandonada de Cortegada. Un conjunto de casas que nos muestras como el pueblo vivía en buena vecindad, convirtiendo una misma construcción en varios hogares. Estaba compuesto por unas 20 casas que en esos momentos están parcialmente derrumbadas y que no se pueden visitar, pero de las cuales aún se pueden diferencias elementos como las pías para el ganado.

QUÉ VER EN CORTEGADA: FLORA Y FAUNA

Otro de los componentes que le dan su particularidad a la isla de Cortegada es su fauna y su flora. Si bien cuando visitamos Cortegada apreciamos su fauna y vegetación terrestre, debes tener presente que se trata de un parque marítimo-terrestre, por lo que bajo sus aguas se encuentran especies que le dan importancia y catalogan a las islas como Parque Nacional.

Fauna en la isla de Cortegada

Cuando paseas por el sendero de Cortegada puedes tener la suerte de avistar animales que encuentran en la isla su mejor hábitat. Por ello, recuerda siempre que eres tú quién está entrando en su hogar, respétalo y respeta a cualquier especie que te encuentres en tu visita por la isla de Cortegada. Entre las múltiples especies queremos destacar las aves. Siendo la mascota y logo del Parque Nacional das Illas Atlánticas de Galicia, el cormorán moñudo es una de las aves que más destaca. Aves migratorias, terrestres y marinas. Dentro del Parque se dan multitud de especies que encuentran en las islas su mejor aliado para anidar y vivir.

Hay que tener en cuenta también en la biografía de Cortegada el papel que jugaron sus aldeanos con respecto a la fauna. Necesitaban ser autosuficientes, por lo que contaban con animales para vivir, como ovejas, vacas, gallinas, etc. De hecho, una de sus fábulas más conocidas gira en torno a las ovejas y la vegetación de la isla, la del árbol come piedras. Pero esa parte la dejaremos para que la descubras en tu visita. Así, las ovejas vivieron en Cortegada hasta hace pocos años. Hoy en día no queda ya ninguno de esos animales.

 

 Es común encontrar pisadas de jabalíes en Cortegada, pues van a la isla en busca de comida.

Flora en la isla de Cortegada

Cortegada lleva el sobrenombre de bosque flotante. El motivo no es otro que la cantidad de vegetación que alberga, llegando incluso a suspenderse sobre el agua. En la isla diferenciaras robles, laureles, sauces, plantas trepadoras, pinos y eucaliptos. De hecho, se realizaron labores para erradicar la gran cantidad de eucalipto que se propagaba por Cortegada, pues está considerada una especie invasora que dificulta el desarrollo de las especies autóctonas. Haciendo uso de una metodología ecológica, los carros tirados por mulas eran los encargados de mover los troncos hacia la orilla para ser recogidos por un barco que los llevaría a tierra. Ten en cuenta una cosa, no confundas las zonas “limpias” de eucalipto con los cortafuegos realizados como medida de protección ante actos incomprensibles como el incendio en la isla de Cortegada en el verano de 2015.

Al igual que hablamos en la fauna, en la flora el factor humano también jugó un papel importante. La deforestación para la labranza, los cultivos o la producción de madera para el uso doméstico son factores que influyeron en la vegetación que conocemos hoy en día. Aun así, Cortegada es una isla que se encuentra en un enclave estratégico, pues la ría la protege de fuertes vendavales salinos y le aporta gran cantidad de humedad, de modo que su flora se ve favorecida.

Plantas medicinales en Cortegada

Resulta llamativo el uso de plantas medicinales para la curación, pero si nos trasladamos siglos atrás a una isla con poca comunicación y con dificultad para ir a la consulta del médico, nos damos cuenta de la importancia de esta medicina para curar males menores. Aunque hoy en día está en desuso debido a la despoblación de la isla, sus habitantes tuvieron que remediárselas con esta medicina para curar sus males. Por ello, crearon una instrucción sobre el uso de plantas medicinales. Infusiones, ungüentos o utilizando la savia de las plantas. Con ellos se elaboraban diversos remedios sanadores para curar desde catarros a heridas. Una cultura medicinal muy próxima a nosotros y que tenemos totalmente desconocida.