Descubre un paraíso natural

FARO EN A ILLA DE AROUSA

¿Estás buscando qué ver en A Illa de Arousa? ¿Quieres disfrutar de los atardeceres más bellos de A Ría de Arousa? El Faro en A Illa de Arousa, con el nombre de Faro Punta Cabalo, es el lugar ideal para ello. Ofrece una panorámica sobre la ría inigualable.

Asentado sobre las rocas, además de ser un lugar especial y con gran encanto, alberga una historia muy curiosa. Seguro que has oído hablar del Faro de Sálvora pero, el Faro Punta Cabalo fue inaugurado el mismo día, y no por casualidad. Además, su nombre se debe a algo muy particular del entorno arousano que no todos saben. Y es que, en la zona del faro, está asentada una colonia de caballitos de mar. Sin duda, son muchos las curiosidades a conocer de uno de los faros más bonitos de Galicia.

LOCALIZACIÓN DEL FARO EN A ILLA DE AROUSA

El Faro Punta Cabalo fue construido en el año 1852 sobre un puntal de rocas en la zona más al noroeste de A Illa de Arousa. En Galicia, estas rocas las conocemos como “cons”, talladas por el mar y el viento, dándoles forma a su particular apariencia. De hecho, estos “cons” se prolongan por todo el litoral arousano, siendo una característica más del lugar y que da incluso nombre a una ruta a visitar en A Illa de Arousa, “a ruta dos cons”.

Situado en el faro, puedes disfrutar de unas magníficas vistas sobre A Ría de Arousa, divisando la Comarca de O Barbanza. Justo enfrente se localiza el Monte da Curota y los pueblos de Ribeira, Rianxo, Boiro y A Pobra do Caramiñal. Zona que se conoce como Arousa Norte.

Rodeado de vegetación y arboleda, junto al Faro Punta Cabalo destaca la playa de Sualaxe. Esta se sitúa en el lado izquierdo del faro. A continuación de esta playa se localiza la playa de Area da Secada. Sin duda, una de las más conocidas de la localidad.

Cómo llegar al Faro en A Illa de Arousa

Para llegar al Faro Punta Cabalo tienes dos posibilidades. Bien por un camino que viene desde el puerto de O Naval, o un sendero que finaliza con un paseo de madera costeando el litoral norte de A Illa de Arousa. Sin duda, esta segunda opción es la mejor, pudiendo tomar mano de la bicicleta para recorrer el paseo. A través de ella, disfrutarás de la panorámica que te da el alcanzar el faro desde lo alto del paseo de madera.

LA HISTORIA DEL FARO EN A ILLA DE AROUSA

El 19 de octubre de 1853 fue el día en el que se encendió, por primera vez, la luz del Faro Punta Cabalo. Fecha en la que también se inauguró el faro de Sálvora. ¿Coincidencia? Ni mucho menos. El motivo no es otro que el ingeniero que llevó ambos proyectos es el mismo, Celedonio de Uribe. Este hizo coincidir las fechas de la puesta en marcha de ambos faros.

Restaurante del faro en A Illa de Arousa

RESTAURANTE FARO PUNTA CABALO. Tras la jubilación de los fareros, la que fue su vivienda ha cobrado una segunda vida. Y es que el Faro Punta Cabalo ha sido reconvertido en un restaurante. Un lugar único con A Ría de Arousa como telón de fondo para disfrutar de los sabores de nuestra ría.

Mediante este proyecto, se reutiliza y rehabilita una construcción que de estar en desuso tendría un deterioro notable. Respeta la construcción original, manteniendo la fachada sin ningún tipo de cartelería que pueda romper con la imagen del faro. Su punto fuerte, la terraza. Sobre los “cons” en los que se asienta el Faro Punta Cabalo está situada una magnífica terraza con vistas al mar. Así, este restaurante se convierte en un lugar único.

A Illa de Arousa, el pueblo idóneo para construir el faro

Aunque en un principio la obra estaba aprobada para realizar en Monte Campelo (A Coruña), fue el propio Celedonio de Uribe el que escogió A Illa de Arousa como la ubicación para instalar el faro, todo ello en contra de lo previsto en el Plan General de 1847. Así, la isla cuenta en su litoral con uno de los faros de Galicia más pequeños. Y decimos uno porque por encima de él están el faro San Antón (A Coruña) y el faro de A Guía (Vigo).

Aunque hoy en día puedes disfrutar de su diseño original, no debes obviar las reformas que ha sufrido a lo largo de las décadas. No obstante, los cambios se realizaron en las mejoras de la luz y no en su estructura. Aunque debemos mencionar que, en el año 1904, se instaló una escalera metálica en el exterior del faro para acceder a la linterna. Así, se mejoraba el acceso sin la necesidad de pasar por el interior del edificio que, recordemos, se trataba de la vivienda de los fareros que atendían el Faro Punta Cabalo. Una modificación que, lamentablemente, no se mantiene en pie hoy en día.

La automatización del Faro en A Illa de Arousa

Pero, sin duda, si hubo una reforma que marcó su historia fue la puesta en marcha del alumbrado automático. La automatización del Faro Punta Cabalo fue en el año 1924, y tuvo como consecuencia la retirada de los fareros, que ya estaban por jubilar. Hoy en día, el Faro Punta Cabalo sigue estando activo con un alcance de 10 millas (originariamente eran 7 millas).

De este modo, y al igual que el faro de Rúa, paso a ser responsable, desde su automatización, el encargado del balizamiento de toda A Ría de Arousa. Y, aunque la automatización del faro tuvo su parte buena, también tenía su lado negativo. Al estar deshabitado, el deterioro que sufrió durante esos años la construcción fue palpable. Motivo por el cual, en los años 80, se realizaron unas reparaciones para que a día de hoy sigamos conociendo esta construcción que cuenta con más de 150 años.

Faro en A Illa de Arousa, una puesta de sol de ensueño

Sin duda, el Faro Punta Cabalo tiene uno de los atardeceres más bellos de A Ría de Arousa. Para cualquier arousano y/o visitante, este es un lugar de paso obligatorio. Espectacular y con una vista panorámica de Arousa impresionante, debemos sumarle el asombroso atardecer que allí se disfruta.

Son muchos los que diariamente se acercar hasta el faro en el ocaso. El lugar reúne unos elementos que lo hacen especial. El mar es el principal. Y es que ver como el sol se refleja en el agua plagado de bateas, el paso de los barcos que finalizan la jornada y los montes que rodean la ría mientras va desapareciendo es todo un espectáculo único que nos regala la naturaleza en A Illa de Arousa.

FAROS DE GALICIA: RUTA DE LOS FAROS DE AS RÍAS BAIXAS

Si te paras cinco minutos a pensar en la utilidad de los faros, seguro te darás cuenta de que, en el mundo de la navegación, su existencia era vital. Cumplen con la función de marcar la llegada a la costa. Y, teniendo en cuenta la tipología de nuestras rías, no es poca la labor que desempeñan. Si bien hoy en día se utiliza otra tecnología, a lo largo de la costa de Galicia nos encontramos un gran número de faros que siguen dando luz a nuestras aguas.

En A Illa de Arousa contamos con el Faro Punta Cabalo. Pero, a lo largo de todas As Rías Baixas, existen más faros. Algunos de ellos dan forman a la conocida como “ruta de los cinco faros de As Rías Baixas“. De sur a norte son los siguientes faros:

  • Cabo Silleiro, en Baiona.
  • Illas Cíes, en Vigo.
  • Cabo Home, en Cangas do Morrazo.
  • De Ons, en Bueu.
  • Punta Cabalo, en A Illa de Arousa.

CONOCIENDO MÁS SOBRE LOS FAROS DE AS RÍAS BAIXAS

FARO CABO SILLEIRO

Localizado en Baiona, es el faro situado más al sur de As Rías Baixas. Su construcción fue posterior al Faro Punta Cabalo, en el año 1862, y una de sus mayores curiosidades se debe a su nombre. Es conocido como Cabo Silleiro porque hasta el año 1924 se situaba en él. Fue en ese momento cuando se trasladó a 85 metros de altura sobre el nivel del mar. Así, amplió su cobertura hasta alcanzar las 40 millas de distancia que tiene hoy en día.

FARO ILLAS CÍES

Situado en Vigo, fue construido a la par que el Faro Punta Cabalo, entre los años 1851 y 1853. De igual modo, se sitúa en una isla. Para visitarlo, es necesario subir a 178 metros de altura sobre el nivel del mar en A Illa do Medio, en las Islas Cíes, perteneciente al Parque Nacional das Illas Atlánticas de Galicia. Una peculiaridad era que los fareros responsables eran, a su vez, los profesores de la isla, habitada hasta la década de los 60.

FARO CABO HOME

En Cangas de Morrazo se localiza el tercer faro, levantado en el año 1853. Situado en el entorno natural de Cabo Home, se ubica a 143 metros de altura. Y, ¿qué particularidad tiene este faro? Pues, aunque la altura sobre el nivel del mar en la que se localiza es considerable, la niebla hace mella en la proyección de la linterna. Por este motivo tuvieron que acompañar la luz de una sirena de alerta en el año 1888, conocida popularmente como “Vaca de Fisterra”.

FARO DE ONS

Este faro está edificado en la cumbre del monte Cucarno de la isla de Ons, Bueu. Ons pertenece al Parque Nacional das Illas Atlánticas de Galicia, siendo un paraje natural de gran importancia. Una de las mayores características del faro es que tiene forma de U, impresionando por su envergadura. Además, aunque se alimenta de energía fotovoltaica desde el año 1990, fue uno de los últimos faros en utilizar el petróleo a presión como suministro.