625 33 63 23 / 24

Cuando hablamos de A Illa de Arousa pueden surgir dudas sobre los lugares a visitar. Porque cada rincón de la isla merece ser descubierta y a primeras es difícil conocer todos sitios. Por este motivo, son muchos los que os preguntáis qué visitar en Illa de Arousa. Nosotros os mostramos los lugares de mayor relevancia del municipio. Por consiguiente, visita obligatoria.

Qué visitar en Illa de Arousa en cualquier momento del año

A lo largo de sus 26 km de costa, A Illa de Arousa alberga multitud de lugares insólitos y llenos de belleza. En ellos se respira un aire de tranquilidad y paz, caracterizando al pueblo marinero por excelencia en la Comarca de O Salnés.

Por lo general, los visitantes vienen a la isla para disfrutar de sus playas. Son muchas y muy bonitas, la verdad. Pero es una pena limitarse a quedarse en la playa solo en los meses de verano. A Illa de Arousa es un pueblo para conocer y disfrutar todo el año. Porque no desmerece un paseo matutino hasta el Mirador do Con do Forno. O realizar un recorrido en bici hasta el Faro de Punta Cabalo. Y como creemos que toda información es poca, para todos aquellos que os preguntáis qué visitar en Illa de Arousa, os dejamos con los lugares más destacados de A Illa de Arousa.

FARO DE PUNTA CABALO

Si quieres disfrutar de los atardeceres más bellos de A Ría de Arousa, el Faro Punta Cabalo es el lugar ideal para ello. Ofrece una panorámica sobre la ría inigualable. Está localizado en la zona noroeste de A Illa de Arousa. Asentado sobre las rocas, lo rodean la vegetación y las playas. Frente a él se encuentran los pueblos vecinos de la comarca del Barbanza. Todo esto hace del faro un lugar idílico en el cual relajarse.

Por todos es conocido el papel que desarrollaron los faros en nuestras rías. Son utilizados como guías durante la noche para que las embarcaciones detectasen la proximidad a la costa. Desde su construcción en 1852, de la mano del ingeniero Celedonio de Uribe, el faro era atendido por dos terreros que se encargaban de su buen funcionamiento. Pero tras diversas reformas en los últimos años, y aunque sigue alumbrando las aguas durante la noche, en su interior nos encontramos con un restaurante.

Además, el Faro Punta Cabalo es uno de los más destacados de Galicia. Pertenece a la ruta de los cinco faros de As Rías Baixas. Así, se suma al faro Illas Cíes (Vigo); el faro Cabo Home (Cangas do Morrazo); el faro de Ons (Bue); y el faro Cabo Silleiro (Baiona).

Disfrutar de la belleza natural de nuestra ría y de la tranquilidad y armonía que se asienta sobre ella es incomparable. Solo podemos animaros a descubrir el faro.

MIRADOR O CON DO FORNO

MIRADOR CON DO FORNO“O Mirador do Con do Forno”, es conocido popularmente en A Illa de Arousa como “O Santo”. El sobrenombre lo recibe gracias a que en el lugar se sitúa una imagen del Corazón de Jesús. Además, es el punto más alto del municipio arousano. Desde él se puede disfrutar de una impresionante panorámica de la isla y de A Ría de Arousa. Sin duda un lugar que no podía faltar en la selección de “qué visitar en Illa de Arousa”.

“O Con do Forno” está localizado en o lugar de O Monte. Es una roca que se encuentra a 63 metros de altura sobre el nivel del mar. Desde el mirador se aprecian unas vistas únicas. Con el municipio de A Illa de Arousa a tus pies, al alzar la vista se puede ver A Ría de Arousa en todo su esplendor. Incluso los municipios vecinos, como son: Cambados; Vilagarcía de Arousa; Vilanova de Arousa y O Grove.

Además, en la zona del mirador se encuentra una punto recreativo. Allí se dispone de mesas a modo de merendero, barbacoas y una fuente. También recrean diferentes motivos decorativos relacionados con la cultura de Galicia, como es el caso del hórreo gallego tradicional. Por último, decir que es muy común, en las Fiestas del Carmen, que los vecinos suban hasta el mirador para disfrutar de los fuegos artificiales. Aquí obtienen las mejores vistas para vivir al 100% este momento.

El Santo

En el punto más alto se eleva una imagen del Corazón de Jesús, “El Santo”, de más de 3 metros de altura. Se asentó en el mirador en septiembre de 1962 para convertirse en una referencia en el municipio. Esta escultura fue realizada por la Escuela del Maestro Mateo. Finalmente, tardaron un año para finalizar la imagen. Como curiosidad, decir que debido a sus grandes dimensiones, “El Santo” fue  construido en cinco piezas para su traslado a la isla. Estas cinco piezas son: de la cintura para abajo; el dorso; la cabeza; y los dos brazos.

Como en los años 60 aún no se construyera el puente, el traslado de la escultura se hizo en barco. Para ello se utilizó el primer vehículo a motor que se localizó en A Illa de Arousa, conocido como “A Cachonda”.

Sin duda “O Mirador do Con do Forno” es uno de los rincones a descubrir en A Illa de Arousa.

PARQUE DE CARREIRÓN

PARQUE DE CARREIRÓNSi por algo se caracteriza A Illa de Arousa es por ser un pueblo mimetizado con la naturaleza. Pero si tenemos que destacar un lugar, ese es el

Parque de Carreirón. Está localizado en la parte sur del municipio, convirtiéndose en el pulmón de la isla.  Está compuesto por diversos ecosistemas que conectan al visitante con la naturaleza.

En la entrada de Carreirón nos encontramos con la playa de “Xastelas”. Pero esta no es la única playa del parque. A lo largo de Carreirón se descubren numerosas calas de arena fina y rocas que proporcionan intimidad y tranquilidad.

La administración ha incluído el Parque de Carreirón al Complejo Intermareal Umia – O Grove – A Lanzada – Punta Carreirón – Lago Bodeira. También tiene lo catalogan como: Espacio Natural en Régimen de Protección General; Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA); y Zona Húmeda de Importancia Internacional por el convenio RAMSAR.

Entre la flora y la vegetación que se extiende a lo largo del 1,3 km2 nos encontramos con la peculiar hierba conocida como “herba de namorar”. A esto se suman los pinares que salvaguardan el entorno y la laguna que se encuentra en el corazón del parque. Su fauna se caracteriza por ser migratoria. En función de la época del año en la que nos encontremos, podremos avistar diferentes aves migratorias que paran en el parque durante su viaje. Entre las más destacadas, la Garza Real.

El sendero del Parque de Carreirón

Para disfrutar de un paseo por el Parque de Carreirón se puede tomar una ruta de unos 4 km. Este tienen en nombre de “Sendeiro dos Pilros”, recorriendo los pinares, las playas y la laguna. Incluso puedes continuar con la ruta de “Os Cons”. Esta tiene una parte de ellos en el parque y se extiende por otras partes de la isla. Este trayecto te permite conocer las diferentes formar y esculturas que forman las rocas.

Disfrutar de la desconexión que ofrece este rincón de A Illa de Arousa es todo un privilegio.

MUSEO DE LA CONSERVA

En A Illa de Arousa se localiza el Centro de Interpretación de las Conservas. Es conocido comúnmente como el Museo de la Conserva. También pertenece a la Red de Turismo Cultural Galaico-Portugués. El museo se sitúa en la que fue, en su día, una de las fábricas punteras de conservas de Galicia. La finalidad de este museo es mostrar el trabajo de las personas vinculadas al mar. Hace memoria de la dedicación de los vecinos en las artes de pesca y marisqueo. Es un modo de aproximar el trabajo que transcurre alrededor del mundo del mar, la pesca, los puertos y la industria pesquera.

La historia de la fábrica se remonta al año 1943. Fue ahí cuando Juan Goday, un emigrante catalán, se instala para crear su fábrica de salazón en A Illa de Arousa. En el año 79 llegaría la fábrica de conservas, que acabo siendo nombrada proveedora de la Casa Real. El museo conserva su estructura inicial. Mantiene el mesado de limpieza y aceitado originales de la época. También la máquina de vapor que daba movimiento a toda la fábrica.

Próximo a la fábrica se encuentra un muelle de madera construido para dar servicio a la fábrica de conservas de Goday. Conocido como “Muelle de Pau”, nos hace ver la relevancia que tenía en el municipio arousano esta factoría.

Podemos decir que el Centro de Interpretación de las Conservas está compuesto por tres áreas principales:

La fábrica de salazones y la vivienda de Juan Goday:

Construido en 1843, está compuesto por la vivienda, los jardines del propietario de la factoría y la fábrica de salazones. En la vivienda se encuentran, al mismo tiempo, las oficinas de la empresa, y desde la cual se podía supervisar el trabajo diario de la fábrica.

Conservando hoy en día la estructura de la división de las zonas de la planta, en ella se pueden diferenciar los diferentes momentos del proceso de salazón, en el cual destacan sobre las demás las piletas.

La fábrica de conservas y la chimenea:

Construido en el año 1879, este cuenta con la división de tres naves a lo largo de la planta. La distribución de la fábrica corresponde con el desarrollo del trabajo en cadena para la conserva de pescado. En esta planta también se encuentra una zona de almacenaje, y la chimenea construida en ladrillo, para dar salida a los gases que provenían de la elaboración del pescado para realizar las conservas.

El Muelle de Pau:

Construido con la intención de dar un servicio en exclusivo a la fábrica de conservas, tiene una estructura de madera del siglo XX en el cual se realizaban las labores de descarga del pescado para proceder a la elaboración de la conserva. Las embarcaciones que realizaban esta labor eran principalmente botes de tipo “xeiteira”.

Todo un punto de referencia e interés para conocer la primera fábrica de conservas moderna de Galicia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies